Skip to content
marzo 5, 2012 / memopozos

A Separation… ¿La Verdad Nos Hará Libres? (Crítica)

Memopozos

Gran película, gran historia, grandes actuaciones, grandes escenas, A Separation es sin duda un genial regalo por parte de los iraníes al mundo, por muchas razones. Como muchos de ustedes sabrán, está película es la ganadora al Oscar en su edición del 2012 como mejor película extranjera, y además fue nominada también por la calidad y originalidad de su guión. A Separation me recordó mucho a México, en momentos se ve la misma desgracia retratada, e incluso puedo decirles que me recordó a los trabajos cinematográficos de Alejandro González Iñárritu, sólo que un poco más de emotividad y humanidad… Como a un Amores Perros, sólo que de menor intensidad.

A Separation nos cuenta la historia que se desencadena a partir de la separación de una par de esposos de aquel país, quienes al no poder llegar a un acuerdo entre abandonar su país o no, deciden divorciarse, decidiendo al mismo tiempo que la hija de ambos se quedaría con su padre. Sucedió esto, el hombre se ve en la necesidad de contratar a una mujer de clase baja para los negocios del hogar mientras su hija y él no estén en casa, sin embargo, para ese hombre la necesidad más grande era la de cuidar a su padre, un anciano con avanzado Alzheimer. Pronto la empleada se sintió verdaderamente cansada psicológicamente de acuidar a un anciano. Uno de esos días, en que a la mujer empleada se le presentó un problema con su embarazó pues se le hizo fácil dejar al ancianito amarrado a la cama mientras ella de “Rapidito” iba y venía a su mandadito, pero pues como dice mi mamá, las cosas se lucen, y ese día el patrón llego temprano del trabajo y que se encuentra a su pobre padre tirado a un lado de la cama, aun atado y orinado, la verdad es que al filo de la muerte, pues la cosa se pone peor cuando mientras él levantaba a su padre del suelo y lo trataba de revivir llega la empleada como si nada hubiera pasado, se arma el pleito, la acusa además de haberse robado un dinerito que ha desaparacido. Ella se molesta, demasiado, se niega a irse sin antes convencer al señor de que no es una ladrona, de que sí, se equivovó en abandonar la casa con el anciano dentro, pero de eso a ser una ladrona, jamás, se pone necia y no se va, el señor, el esposo divorciado, la corre una y otra vez… hasta que ya muy molestó la empuja fuera de su casa. Días después de un modo y de otro se entera que la mujer estaba embarazada y que había perdido al bebé amaparentemente por aquel empuncito que le dio para que se fuera por fin de su casa. Pues el par de divorciados deciden ir a visitar a la mujer con la esperanza de que las cosas no estuvieran mal… Pues no, las cosas se pondrían peor.

Al llegar al hospital, se encuentran al esposo de la pobrecilla ex empleada, quién al enterarse de que su esposa había trabajado cambiando de ropa interior al ancianito de verdad se enfurece, y aun no sabía quién había sido el aparente causante de la muerte de su bebé. La afectada, junto con su esposo, decide demandar al ex patrón… ahí es cuando la película comienza de verdad, cuando vemos cómo es la justicia en aquel país, y lo que es peor, que la verdad no siempre nos hará libres, por lo menos de con la justicia humana.

Pulgares Arriba

Aunque espero no haberlos confudido con la descripción anterior, puedo decir que esta película es una de las mejores que he visto en lo que va del año. Es una película de emociones, de pasiones, de odio, de amor, de desamor, de cultura.

Esta cinta tiene a su favor, entre otras mil cosas, que desesteriotipa muchisimo aquella región del mundo, nos muestra que su forma de vivir no es tan diferente a este lado del mundo, por lo menos acá en este país en donde nos tocó vivir, México. La lucha de las clases sociales, la desigualdad de género, la dificultad actual de un empleo digno, la forma en que los pobres viven y los ricos viven. Sin embargo, al mismo tiempo nos deja ver ese lado de Irán un poco triste e injusto aún con las mujeres… Un Irán con su increíble fuerte religión, existe un momento, por ejemplo, en que la empleada al no saber si limpiar o no a un hombre mayor que se ha orinado es pecado o no… hace uso de una línea telefonica religiosa en la que se les aconseja a los iraníes qué hacer y qué no hacer ante la duda del pecado. Allá las cosas aún se juran en nombre de Dios y con la mano en el Corán. Pero decido hacer hincapie en el Irán que nos muestran un tanto moderno, yo, en lo personal, con toda sinceridad les puedo decir que desconocía mucho de aquel país, y que estaba con la ídea de que era  aún un lugar bastante feo y azotado por las guerras, y la realidad es que no, es un hermoso país.

Esta película nos muestra la disyuntiva de la verdad y de guardar silencio, nos plantea una situación en  donde se deja ver la típica y lejana relación entre profesar valores y llevarlos acabo, nos planeta el hecho de que una cosa es conocer los valores de la verdad, del perdón, de la hermandad, pero al mismo tiempo nos platica que no siempre es fácil ser buena persona, que a veces la vida y sus circunstancias hacen de todo para orillarnos “al pecado”. 

Si tú supieras que de verdad empujaste a una mujer embarazada y que el golpe que le pudo provocar el aborto de su bebé… ¿dirías que sabías que estaba embarzada, o igual que el personaje de la película, alegarías que no estabas enterado? Y si fueras la mujer que se vio afectada con el golpe y supieras que probablemente ya habías perdido el bebé antes de ser atacada, ¿Lo dirías o aprovecharías la situación para obtener dinero? Como les digo, las tentaciones y necesidades humanas parecen ser universales, o por lo menos en A Separation, eso no demuestran.

En cuanto a efectos de producción, la música como suele ser la música árabe es de verdad bien tensionante y poderosa en algunos de los momentos más fuertes y climáticos, logra su cometido de tensionar aún más. Y aunque habrá quien pueda decir que es una película de bajo presupuesto y muy austera, estoy en desacuerdo, porque aunque no necesitaba de los millones de dólares a los que estammos acostumbrados, la realidad es que es una película que no desmerece para nada en calidad, la iluminación en ningun momento es mala, el sonido es en todo momento claro y sólido.

¿Pulgares Abajo?

Ninguno señores, llega al grado de casi ser perfecta, no es aburrida, no tendenciosa, no miente, no exagera, no hay drama barato, existe sólo el drama necesario y que se va dando por sí mismo, un drama y sufrimiento por parte de los personojaes bastante natural. El elenco de esta cinta es una fuerza actoral tan real y tan humana que merecen todos los premios habido y por haber, hay incluso una bebita, una niñita de verdad bien joven que está al nivel de todos.

Pues a verla en cuanto les sea posible… 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: