Skip to content
enero 1, 2012 / memopozos

Sherlock Holmes: A Game of Shadows (Crítica)

En Sherlock Holmes, la segunda entrega de Guy Ritchie, es todo tan de buena calidad que pasa algo muy curioso, no nos damos cuenta de que la película está muy, pero muy mal lograda. La música, como siempre, a manos de Hans Zimmer es espectacular, estrenduosa, fastuosa, las actuaciones de todos los actores son respetables, unas más que otras, los protagonistas hacen bien su trabajo, cumplen, la fotografía es bellísima, a veces muy oscura, pero bella. Los efectos especiales son impecables, de verdad que lo son, hay momentos en que las escenas que estás viendo están tan bien logradas que abres los ojos de par en par y aguantas la respiración, sobre todo en los últimos momentos, en una de las escenas que se nos deja ver en el trailer, cuando van corriendo tras una persecución en medio de un bosque, ah, pues esa es una gran escena, seguramente en Blu-Ray esos efectos especiales serán un deleite visual. Todo eso, cada uno de los elementos es tan brillante que el que la película sea mala puede, por momentos, pasar desapercibido.

Es muy triste pensar que el director Guy, el encargado de este proyecto tuvo todo en sus manos, y todo es todo, por que la factura de la producción es de casi 130 millones de dólares, y aún así, “algo” le faltó. ¿Sabes qué pasa? Que creo que este director hace un cine muy pero muy personal, hace la película que el quisiera ver sentado en su cine, y parece ser que su gusto personal del cine no es muy bueno. Porque nos quedó muy claro, desde la primera parte de Sherlock, que por cierto es mucho mejor que esta nueva en cuanto a argumento, vimos que la idea que Guy Ritchie tiene de Sherlock es bastante gringa, siendo nuestro detective tan elegantemente inglés, insiste en hacerlo vulgarmente estadounidense.

Desde el principio las cosas son confusas, hay algo que no se logra entender en los primeros momentos, como en una especie de prólogo que el director hace. Se comienza con una gran explosión, explosión de la que me di cuenta por el estruendo, pero no sabía ni de dónde había salido. Si uno va aún con las desveladas de diciembre y sus festejejos, les aseguro que la primera hora de la película les parecerá aburridisima, muy pesada, bostezarán una y otra vez, esperando que por favor suceda algo. Por suerte, en la segunda hora de la película, lo que vendría siendo un clímax intenso y un final  mediocremenete entretenido, hace que haya valido la pena ver una historia tan mocha, y con todo respeto, a un Sherlock en momentos bastante mamón, tan sangrón a veces, que es por momentos más agradable el Doctor Watson.

Los Actores

Una de las mejores cosas de esta producción en sin duda lo carismático que es cada uno de los actores. En mi opinión, Robert Downey Jr, es quien peor hace las cosas, si lo comparamos con los demás, pero si no lo hacemos, el actor brilla, no como debriera, pero brilla. No sé si el personaje esté escrito exageradamente o Robert es un tanto sobre actuado algunas veces. El humor supuestamente negro que maneja no es negro es más bien tonto a veces, es como un intento desesperado de ser sarcástico, pero creo que no se le da, está muy en el papel de Iron Man. Quien sorprende, y de verdad es bastante grato verle trabajar de esa forma es Jude Law, quien podría decir que en momentos le roba cámara al personaje principal de esta ópera, ha madurado demasiado. Pero para mí, el mejor actor de esta nueva producción es el villano, de hecho es un gran villano, me haya gustado que le dieran más tiempo dentro de la historia, es de esos villanos con un gran sabor psicológico, que de no ser porque es el malo, tendríamos que aceptar que es el más inteligente de todos esos personajes.

Hans Zimmer

Como siempre he dicho, si algo me motiva mucho a ver estas películas es mi gusto por el alemán de moda para las bandas sonoras de las películas. Hans Zimmer brilla por sí sólo en esta película, desde el princio y hasta el final no hay momento en que la música deje de ser notoria, es música de toda para todo. Al igual que la famosa melodía de Harry Potter, la música de esta película ya tiene algunos acordes bastante propios de la franquicia. Definitivamente para quienes conocen y gustan de estos soundtracks, sabrán que “Discombobulate” ya es la “musiquita” Sherlock Holmes. Pero para las grandes escenas de esta película también hay grandes momentos sonoros. Hans vuelve a hacer mancuerna con su más reciente compañero de bandas sonoras Lorne Balfe. Hans, sigue sin superar, desde mi punto de vista, la inolvidable banda sonora de The Dark Knight, pero no nos queda nada a deber.

Sherlock Holmes A Game Of Shadows, es una buena película dominguera para ver en el cine, es mucho mejor que la infumable de Inmortales, pero no tan espectacular como la de Misión Imposible 4 y su protocolo fantasma, de las tres grandes producciones decembrinas, creo que Tom Cruise se sigue llevando la de oro por su película, pero después está la película mencionada en este blog.

¿Vale la pena? Sí, no tanto, pero sí. ¿Es buena? Sí, pero hasta ahí. ¿Es mala? No, no lo es pero por poquito sí lo era.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: