Skip to content
junio 8, 2011 / memopozos

Mi Hijo Sin Alma

Desde niño soñó con ser, soñó volar, desde niño querido quiso ser

Quiso no estar, quiso todo para Él

Caminaba sólo, con sus patas de madera,

su nariz crecía y su nariz se encogía, pero nunca su alma quieta pudo estar.

Mentía por amor, por miedo, simplemente por pasión,

mentía porque podía, mentía porque sabía, y como respiraba,

mentía desde adentro. No lo hacía por maldad.

Camina queriendo ser un niño de verdad en su mundo chiquito y de mentiras.

Y así el niño vivió, creando formas bonitas y bellas que la gente aplaudiera,

que la gente le aclamarán, pero Él sólo amor buscaba.

No sabía del mundo, no sabía de nada, pero mentir siempre se le daba.

Aprendió a engañar con sus palabras, con su cuerpo y su mirada que brillaba,

aprendió a mentir con labios ajenos, sus brazos y sus besos.

No sabía el por qué, no sabía nada, la ignorancia le amaba.

Desde niño intentó con la experiencia, que le arrebató su inocencia,

intentó con la pobreza, pero su vanidad era un monstruo sin cabeza

intentó la monogamia, pero él eran tantos, no era sólo Él.

Mi Pobre muñeco de ojos y colores chistosos.

Viajó por el mundo, incluso entre sabanas, viajó por cuartos de paredes frías y sarcásticas,

viajó con polvos mágicos, pero nunca dentro de sí supo estar.
!Ohh mi querido, Cartón, es horrible pensar que dentro de ti no hay nada!

Tibio eres, como a los que odia Dios.
Bienaventurados los pobres de espíritu, porque contigo me encontré… mi pedacito de cartón…

que sólo en fosos cantabas, que sólo entre tablas soñaba, palabras de mentiras

que tú soledad alimentaban.
Mal tratado siempre se sentía, y se vengaba de sus tristes fantasías

destrozaste lo que nunca, bien sabías, tendrías, destrozaste lo que nunca, bien sentías, tendrías.

Oh mí Abanico Libinidoso Duro Olvidar.

Mentiras piadosas…

mentiras soñadoras,

mentiras que su boca vomita.

Y cómo no amar a una cara de Ángel dejando atrás la cola y los cuernos

que en tus almohadas guardabas.

Creía que le creían como soñaba que le amaban.

Pero nada que sube, arriba se queda, Ni nada que se olvida, oculto puede quedar.

Dios bendiga la amargura…Dios bendiga la patraña…

Oh!! Mi pobre pedacito de cartón…

Temía morír sin saber que muerto nació, busca en el espejo tu dicha…busca en el espejo tu gracia… busca en tu reflejo el amor…

y no temas tu corazón perder…  porque a ti, El Diablo, te lo quito antes de nacer.

Anuncios

6 comentarios

Dejar un comentario
  1. jackniger / Jun 14 2011 2:41 pm

    En general me gusto todo, pero
    hay varias partes qe me gustaron mucho.

    “intentó la monogamia, pero él eran tantos, no era sólo Él.”
    “viajó con polvos mágicos, pero nunca dentro de sí supo estar.”
    “Tibio eres, como a los que odia Dios.”

    Muy bueno

    • Guillermo Pozos / Jun 15 2011 3:07 am

      Si conociéras la persona en la que me inspire verías que no miento, saludos, y gracias por leer. El nombre de esa persona está escrito pero escondido en una de las líneas.

  2. Jackiger / Jun 15 2011 2:47 pm

    Órale, eso me intriga, lo voy a releer para ver si descubro el nombre, y te cuento luego como me fue en la búsqueda.

  3. Jackiger / Jun 16 2011 2:22 am

    oh claro jajaja todo es mas facil de entender antes de sus mentiras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: